google.com, pub-3563312179186723, DIRECT, f08c47fec0942fa0 crossorigin="anonymous">
top of page

Música atmosférica para perderte y encontrarte


La música como recurso intimo

En la música podemos encontrar aquello que no terminamos de entender. Una de las cosas que hace al lenguaje musical tan popular es que comunica esas partes abstractas y simbólicas de nuestra consciencia, aquellas que nos cuestan trabajo delimitar y definir.


Quizá, una de las cosas que nos hace humanos y nos diferencia de los demás animales es la búsqueda de la abstracción, el comunicar lo disperso, lo amorfo. De la misma manera, es único de la especie humana buscar darle sentido y encontrarles una causa a aquellas cosas abstractas, entre ellas nuestra existencia.


Esta necesidad de querer darle explicación a nuestra vida fue y ha sido un tema recurrente en muchas disciplinas del conocimiento. Tanto el arte y la ciencia como la historia y la filosofía han buscado dar respuesta a ello, pero puede que no haya una.


La búsqueda efímera


Bajo la perspectiva del existencialismo, la existencia del humano precede a la esencia. Esto quiere decir que nacemos primero y después, a lo largo de nuestra vida, buscamos el motivo o razón de nuestro existir.


Nos inventamos objetivos, creamos formas para maquillar nuestros fines y tomamos de ejemplo a algunos ancianos que murieron en paz en sus camas habiendo hecho todo lo que se habían propuesto en sus vidas.


Y nos decimos a nosotros mismos que esa es la esencia: la felicidad, la plenitud. Pero ¿y si no es así? ¿Y si fue el hartazgo y el ser consciente de que se había acabado su tiempo lo que hizo al viejo comportarse de esa manera? ¿Realmente buscamos felicidad? ¿Siempre?


Las artes nos dicen lo contrario. Sí, buscamos felicidad mas no es lo único. Queremos experimentar y sentir, desafiarnos a nosotros mismos y encontrar los matices que hay en la vida, ya que la felicidad y todas aquellas emociones que consideramos positivas viven del contraste.


La diversión infinita tiende al aburrimiento, la novatez a la experiencia y el miedo puede que lleve a la valentía. Y de esto se alimenta el arte: la expresión de lo subjetivo, de aquella parte que no tiene estructura.


La música no es la excepción. Necesitamos de esta no solo para socializar, sino también para aprender a estar en soledad y muchas veces esto último es lo que nos lleva a experimentar una sensación de plenitud.


Nacimos en oscuridad



Así como la música, también hay algo en las atmósferas oscuras y lúgubres que nos atrae. La sensación de soledad, la niebla, los tonos azulados y blanquecinos de un cielo nublado, la lluvia y la propia oscuridad pueden suscitar felicidad.


Usualmente estos entornos suelen asociarse a sentimientos negativos, ya sea porque consideramos que en dichos contextos estamos más vulnerables —podría deberse a un instinto— o porque consumimos más elementos culturales que crean una asociación negativa a estas situaciones o también pudiera deberse a que representan algo negativo para una población específica, cuya perspectiva posteriormente fue exportada a otros contextos.


Sea cual sea la razón, hemos creado un aura perniciosa a dichas atmósferas, donde se proyecta frío y miedo. Pero, si esto proyectan ¿por qué nos siguen atrayendo?

Es probable que incluso desde niños busquemos de vez en cuando esta soledad. Es como si quisiéramos regresar al vientre materno y encontrarnos en una profunda intimidad con nosotros mismos.


No obstante, es importante diferenciar esta sensación de buscar lo íntimo y lo desconocido en la oscuridad a la sensación de miedo o pavor. Si bien están ligadas, pareciera que buscamos lo primero, pero jamás lo segundo.


Alguien con fobia a las cucarachas, por ejemplo, podrá encontrar una cueva como un lugar que puede asociar a lo primero, pero que de manera incidental y sin querer buscarlo se puede encontrar con lo segundo.


Ejemplos de estas atmósferas en los elementos culturales que consumimos sobran y han hecho que géneros artísticos se especialicen por completo en crearlos como es el caso de la música.


Música atmosférica


La música atmosférica se define como un tipo de música, mas no como un género. Lo que la define no son los instrumentos que usa ni un ritmo específico, sino su objetivo. El objetivo de la música es comunicar ciertamente, pero lo que comunica es lo que hace la diferencia.


En algunos casos la música busca comunicar diversión, quizá a través de sus letras o un ritmo que te hace bailar; en otras ocasiones la música busca comunicar las vivencias de sus compositores; en otros casos busca llevarte a otro mundo. La música atmosférica es esta última.


Se le llama así porque busca crear un contexto, un mundo, una ficción. Usualmente esta música va acompañada de algún elemento cultural con el objetivo de complementarse. Una foto, un dibujo, un escrito o un videojuego.


Una muestra de ello es el templo de las sombras en el videojuego de Zelda “The Legend of Zelda: Ocarina of Time”. Los detalles en esa estancia puede que se hayan olvidado, pero una de las cosas más importantes que te llevaban a sumergirte en aquella atmosfera, donde pasabas por una entrada llena de antorchas y dibujos en las paredes que suscitaban rostros, era su música. (Alerta de referencia enfocada a un conjunto poblacional urbano noventero).



Con este tipo de música te podrías encontrar nuevamente en su secuela “Zelda: The Majoras Mask”. Un juego cuya propia concepción se creaba en torno a este tipo de atmósfera. Melancolía, profundidad y oscuridad definen al juego y, nuevamente, la música se convierte en un hilo esencial en el entretejido de su mundo.

Algo que es importante mencionar es que, si bien tanto este artículo como estos ejemplos tratan atmósferas oscuras, este tipo de música no necesariamente busca suscitar solo este tipo de contextos.


A continuación, te presentamos un apartado con recomendaciones de música atmosférica de estética oscura, compuesta por algunos artistas que son relativamente nuevos en la escena musical, para que te pierdas en tu propio mundo. Se recomienda usar audífonos para sumergirte en aquella soledad e intimidad que proyecta.


Synthwave


Este subgénero de música electrónica nació en la década de los ochentas y estaría influenciado principalmente por la idea futurista del momento, la ciencia ficción y los videojuegos. Un ejemplo de este subgénero es la canción “Blade Runner 2049” del artista Synthwave goose. Una curiosidad de esta canción es que se volvió muy popular en redes sociales debido a que se convirtió en la canción de fondo de un influencer fitness.



Otro artista que le gusta brincar entre el synthwave y la música lo-fi es el músico iraní Nekoo. Su disco “Unlimited Universe” que lanzó en 2019 es un excelente ejemplo de ello. Aquí te dejamos una prueba con su sencillo “After Bigbang”.





Darkwave


Al igual que el Synthwave, este subgénero nacería en la década de los ochentas y se alimentaría de los productos culturales de la época. Sin embargo, este subgénero estaría influenciado por estéticas más oscuras y otros géneros musicales como el post-punk.

Un artista que merece una mención es Pensees, que si bien suele ser un esencial en las listas de Lo-fi, le gusta experimentar con otro tipo de música atmosférica como lo es el Darkwave. Una muestra de ello es su canción “Hollowly”.



Entre los artistas más especializados podemos encontrar al ruso Dmitry Vodyakov, también conocido como Metahesh, quien desde 1996 ha alimentado a este subgénero musical. Un ejemplo de su trabajo es su canción “These flowers are still beautiful”.



Parecidos a Vodyakov se encuentran artistas emergentes como lo es Glxy, error y OBESØN. Las canciones que te recomendamos de estos son: “3 am”, “Do you love me?”, y “Drugs” respectivamente.




Si estás interesado en este tipo de música, te recomendamos las listas de reproducción del canal de YouTube “Dreamscape”, quienes suelen compartir música atmosférica de temática oscura.


En conclusión


La música es un eje rector de nuestra existencia y nos puede servir tanto para socializar como para estar en soledad. En un mundo que solo se preocupa por la productividad en términos inmediatos, el arte se vuelve esencial para sobrellevarlo y cuestionarlo.


En este caso, la música atmosférica puede volverse aquello que necesitas para salir de este mundo o, ¿por qué no?, para crear uno distinto.


156 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page